Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Los pecados pueden ser de palabra, obra y omisión y en una pareja se sigue la misma pauta. En el caso de los pecados de palabra son aquellas afirmaciones que jamás deben salir de la boca, en este caso, de un hombre.

"Comparar con tu ex"

El pecado más grave en una relación es comparar a tu actual pareja con alguna de tus ex. Da igual que se conozcan, que haya pasado mucho tiempo o que en la comparativa salga aventajada. Jamás la compares con tu ex, no es para nada elegante.
Siempre puedes encontrar una manera mejor de halagarla y hacerla sentir única, pero medirla con tu ex siempre es una mala idea y puede acarrear conflictos innecesarios.

"Has cogido unos kilos de más"


Otra afirmación que jamás deberá salir de tu boca, por mucho que sea evidente que ha cogido unos kilos. Para ti está como siempre, igual de guapa que cuando te conquistó y para nada percibes dicha afirmación.

Será pesada e insistente para que le des la razón, pero en este caso, vale más una pequeña disputa por posturas contrarias que la batalla por llamarla "gorda" porque aunque esa palabra no salga de tu boca sí será la que llegue a sus oídos.

Continúa en Yahoo!