Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

Los cines Kinépolis de Bruselas han sido protagonistas de un original evento organizado por Carlsberg, que además de una acción de marketing puede considerarse también un experimento sociológico; y es que la marca de cerveza danesa ha querido comprobar cómo reaccionan las personas ante situaciones inesperadas y a priori poco agradables.

Para ello eligieron como 'cobayas' a varias parejas dispuestas a pasar una tranquila velada en el cine que en ningún momento se imaginaban lo que les esperaba dentro de la sala: todos los asientos menos los dos que tenían asignados estaban ocupados por 148 moteros tatuados en actitud aparentemente poco amigable. Una verdadera encerrona…

Como era de esperar, todas las parejas se llevaron una gran sorpresa cuando comprobaron quiénes iban a ser sus acompañantes durante la película. Sus reacciones fueron muy diversas: hubo algunos que se quedaron petrificados sin saber qué hacer; otros se intercambiaron miradas tratando de decidir el siguiente paso a dar; hubo incluso quienes optaron por abandonar la sala.

Sin embargo, no todas las personas se dejaron vencer por los prejuicios. Las más decididas no le dieron importancia a sus impactantes compañeros de proyección y ocuparon sus asientos como si se tratara de una situación absolutamente normal. Lo que no podían imaginarse es que esta actitud tendría su recompensa en forma de reconocimiento público.

Continúa aquí.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 51 invitados y ningún miembro en línea