Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
A partir del año 1976, una poderosa señal de radio con un sonido repetitivo que muchos no tardaron en relacionar con el picoteo de un pájaro carpintero, comenzó a interferir en estaciones legales, y a ser interceptada por radioaficionados en distintos puntos del planeta. La señal detectada era tan poderosa que llegaba a escucharse en circuitos telefónicos y a interferir en comunicaciones aeronáuticas comerciales. En el vídeo, se puede apreciar el sonido en su versión original:

Ante las interferencias, no tardaron en aparecer fabricantes de filtros para eliminar los ruidos  y bloqueadores, un negocio que se sabría con el tiempo, resultaría una consecuencia indirecta de la Guerra Fría. En círculos especializados (y no tanto), circulaban especulaciones de todo tipo, desde un extraño sistema de control del clima o en tono más conspiranoico, un intento por controlar las mentes de todo el planeta. La coincidencia más notable era que todos los indicios apuntaban como origen de la señal a la extinta Unión Soviética.

Con los años se confirmaría que una gigantesca construcción obsoleta en la zona de Chernóbil, emitía una señal capaz de saltarse todas las normas aceptadas en cuando al uso de frecuencias de onda corta a nivel internacional: pasaría a la historia como el Russian Woodpecker (El pájaro carpintero ruso)

image

Para confirmar y conocer oficialmente el origen de la molesta señal, habría que esperar varios años, hasta la caída de la Unión Soviética. El “Pájaro Carpintero ruso” fue el nombre coloquial con el que se designó popularmente al sistema Duga-3 desde Ucrania, un escudo antimisiles para detección temprana de ataques desde el bando enemigo. El sistema funcionaba en base a una antena de radar sobre horizonte (OTH) que estuvo activo hasta fines de los años 80, en coincidencia con la consolidación de sistemas satelitales de detección temprana y la caída de la Unión Soviética.

Gracias a que estamos vivos al momento de leer éstas líneas, ya años después de la caída de la URSS, tenemos la opción de visualizar con libertad las imágenes de la gigantesca antena del sistema original Duga-3, ubicada a unos 30 kilómetros de la zona de la Planta Nuclear de Chernobyl. Por si fuera poco, podemos recorrer virtualmente el terreno con Google Maps. Atrás quedaron los tiempos no tan lejanos, en los que el gobierno de Estados Unidos llegaron a transmitir una protesta a los soviéticos por la interferencia de la señal, obteniendo como respuesta una negación absoluta de su existencia.


Ver mapa más grande

En imágenes, el gigantesco Pájaro Carpintero Ruso:

image


image

image

image

Imágenes en Campandtravel

La instalación del sistema que emitía la señal del “Pájaro Carpintero” fue parcialmente desmantelada luego de caer en desuso. La antena, que en la actualidad continúa en pie, fue utilizada en ocasiones como soporte por radioaficionados. Nadie ha reclamado demasiado por la extinción de tamaño ejemplar, un monstruo metálico que alcanza nada menos que cien metros de altura.

Información en 1, 2

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 150 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política