Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Descripción detallada del proceso de elaboración de biodiesel en forma artesanal, a partir de aceite usado de la freidora. Este combustible puede ser usado en un vehículo convencional de gasoil, ya sea al 100% o mezclado en cualquier proporción con gasoil.

Para hacer Biodiesel, mejor el verano... (si te sale, lo podrás usar en tu sistema de calefacción) Ajuca no se hace responsable del resultado final ni de los daños a tus distintos motores.

Auto-abastecerse con el combustible para el vehículo a partir de un residuo como es el aceite usado de freidora es algo tan atractivo y tentador que no ha pasado desapercibido a la comunidad de vecinos "Mirador de Montepinar" de la archiconocida serie televisiva "La que se avecina (LQSA)", donde sus simpáticos vecinos han decidido hacer una eco-finca. También han puesto un "macetohuerto" en la terraza, se han hecho "terrazocultores". LOL.

Descripción detallada del proceso de elaboración de biodiesel en forma artesanal, a partir de aceite usado de la freidora. Este combustible puede ser usado en un vehículo convencional de gasoil, ya sea al 100% o mezclado en cualquier proporción con gasoil.

Auto-abastecerse con el combustible para el vehículo a partir de un residuo como es el aceite usado de freidora es algo tan atractivo y tentador que no ha pasado desapercibido a la comunidad de vecinos "Mirador de Montepinar" de la archiconocida serie televisiva "La que se avecina (LQSA)", donde sus simpáticos vecinos han decidido hacer una eco-finca.

Lo más importante, COMPROBAR LA PUREZA DEL METANOL.

Un metanol de baja pureza es una de las causas principales de porqué algunos intentos de hacer biodiesel fracasan.

A menudo veo dudas del tipo: "¿Que pureza tiene el metanol que me venden?", "No pone nada en la etiqueta...o no lleva etiqueta". También puede ocurrir que uno no se fíe de lo que pone en la etiqueta. O ese metanol puede haber estado mal conservado captando humedad de la atmósfera...

El metanol debe ser “bueno”, con una pureza del 98%, es decir, sin apenas agua. Y debe decirlo la etiqueta.

La sosa cáustica también debe ser de una pureza mínima del 98%. Hay que desconfiar de sosa cáustica sin etiquetar o sin especificar la pureza: Esa sosa puede estar bien para desatascar desagües pero no para hacer bioD, pues contiene aluminio y otras impurezas que no queremos poner en el depósito de nuestro vehículo.

Vamos a salir de dudas con una prueba infalible y muy fácil.

EL MATERIAL:

Un frasco pequeño hermético

Una pequeña piedra de sulfato de cobre pentahidratado

EL MÉTODO:

- Deshidratamos el sulfato de cobre en el horno a 100-110ºC. Llevará sólo unos minutos, veremos que el color azul desaparece y se vuelve blanco.

- Introducimos el sulfato de cobre ya deshidratado en el frasco.

- Vertemos en el frasco el metanol que vamos a analizar. Con cubrir el sulfato de cobre, es suficiente

- Dejamos pasar un día

INTERPRETACIÓN DEL RESULTADO:

- Si el sulfato de cobre sigue de color blanco, el metanol no contiene agua. Su pureza será cercana al 100%. ES APTO PARA HACER BIODIESEL.

- Si el sulfato de cobre adquiere color azul, el metanol contiene agua. Podrá ser apto para hacer funcionar fondues, para usar como alcohol para quemar, como disolvente, etc, etc. Su pureza estará por debajo del 98%.

Razón... NO ES APTO PARA HACER BIODIESEL.



Notas acerca del sulfato de cobre y el metanol:

El sulfato de cobre pentahidratado suele venir en formato de piedras (cristales) de tamaño y forma irregular, tiene un color azul muy característico. Se reconoce que es pentahidratado precisamente por su color azul.

Se puede conseguir en una droguería, es barato y es posible encontrarlo a granel. Otra opción es en un establecimiento de productos agrícolas, aunque es posible que obliguen a comprar un saco por no venderlo suelto, a granel.

El sulfato de cobre irrita la piel, especialmente las mucosas. No ingerir. No es inflamable ni explosivo y no reacciona violentamente con ninguno de los productos que vamos a usar en esta prueba.

El metanol es muy venenoso y no debe ingerirse bajo ningún concepto, tampoco deben inhalarse sus vapores y es absorbido por la piel, por lo que debe evitarse el contacto con él.

A continuación, el vídeo con el proceso, se hace la prueba por duplicado:

En una primera muestra se comprueba metanol sólo.

En la segunda, se añade un poco de agua simulando un metanol diluído.

Y aquí un vídeo sobre la elaboración del proceso de BioDiesel.


 

Productos Necesarios

Para la mezcla:
1. Aceite de cocina usado o nuevo (triglicéridos); por ejemplo, aceite de freidora.
2. Metanol (alcohol metílico) con una pureza del 99% o más, lo que quiere decir que tiene el 1% o menos de agua. Podría utilizarse también etanol (alcohol etílico) pero es mucho más difícil y por lo tanto menos económico conseguir etanol con una pureza tan alta. Generalmente el alcohol etílico farmacéutico tiene una pureza de hasta el 96%.
3. Hidróxido de sodio (soda o sosa cáustica, lejía); se debe tener especial cuidado en mantenerlo seco.

Para la valoración:
1. Alcohol isopropílico con una pureza del 99% o más.
2. Agua destilada
3. Solución de fenolftaleína (que no tenga más de un año, protegerla de la luz intensa). El “fenol”, o “rojo de fenol”, que se vende para las piscinas no es lo mismo que la fenolftaleína; se puede usar, pero el modo de empleo puede ser distinto.

Para el lavado:
1. Vinagre
2. Agua

Los pasos para hacer Biodiésel

1. Filtrar el aceite para quitarle los restos sólidos. (para aceites usados)
2. Quitar el agua presente en el aceite (opcional).
3. Valoración para calcular la cantidad de lejía o catalizador es necesario.
4. Preparación del metóxido de sodio.
5. El proceso de Transesterificación.
6. La decantación para separar el biodiésel de la glicerina.
7. Lavado y secado del biodiésel.
8. Comprobar la calidad del biodiésel.

El proceso que convierte la mezcla de aceite con el metóxido se llama transesterificación, y es similar a la saponificación. La saponificación forma jabón.

Para hacer jabón se mezclan triglicéridos (aceite, grasa) con una disolución de hidróxido de sodio (NaOH, sosa cáustica, lejía) en agua. En esta reacción las cadenas de ester, también llamadas lípidos, se separan de la glicerina y se unen al sodio para formar jabón. Uno de sus extremos es atraído por moléculas polares como el agua, y el otro es atraído por moléculas apolares como el aceite. Esa es la característica que hace útiles a los jabones.

En la transesterificación la lejía o catalizador y el metanol se unen para formar metóxido de sodio (Na+ CH3O-). Cuando se mezcla el metóxido con aceite, rompe las uniones de la molécula de aceite, liberando glicerina y ácidos grasos. Estos últimos se unen al metanol formando biodiésel, y un poco de jabón a veces. Si se utiliza metanol el producto final se llama metiléster, y si se utiliza etanol se llama etiléster. (Ver Fabricación de Biodiésel)

Fuentes para la elaboración de este artículo:

Fuente: Journey to Forever (www.journeytoforever.org)

Biodosol, Biodiesel-jose.

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 149 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política