Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Investigadores británicos han descubierto que aplicar luz roja intensa en el ojo durante las mañanas puede revertir el envejecimiento de las células de la retina y mejorar la vista.

Un equipo de científicos del University College London (UCL) ha descubierto que aplicar luz roja intensa de onda larga en el ojo mejora la visión de las personas mayores de 40 años. En la retina hay una gran densidad de mitocondrias debido a que las células fotorreceptoras que la pueblan necesitan mucha energía para funcionar. Cuando el rendimiento de las mitocondrias empiezan a decaer, las células fotorreceptoras no pueden hacer bien su trabajo y vemos peor. En concreto los investigadores aseguran que en algunos casos la retina puede llegar a perder hasta un 70% de ATP a lo largo de la vida.

Los fotorreceptores de la retina están formados por conos y bastones. Los primeros se encargan de la visión del color, mientras que los segundos hacen que nuestra visión se adapte a la luz más tenue. La luz se aplica directamente en la retina en dosis diarias de tres minutos y esto anima a las mitocondrias a producir más energía. «El uso de un simple dispositivo led una vez a la semana, recarga el sistema energético que ha decaído en las células de la retina, como si se recargara una batería», dice Glen Jeffery investigador del Instituto de Oftalmología de la UCL y uno de los autores principales del estudio.

En su último artículo, publicado recientemente en la revista 'Scientific Reports', han descubierto que además las mitocondrias funcionan de distinta manera dependiendo de la hora del día. «Demostramos que una sola exposición a la luz roja intensa de onda larga por la mañana puede mejorar significativamente la disminución de la visión, que es un problema importante de salud y bienestar que afecta a millones de personas en todo el mundo», dice el profesor Jeffery. «Esta sencilla intervención aplicada a nivel poblacional tendría un impacto significativo en la calidad de vida a medida que las personas envejecen y probablemente se traduciría en una reducción de los costes sociales que se derivan de los problemas asociados a la reducción de la visión». «En un futuro próximo, una exposición de tres minutos a la luz roja intensa una vez a la semana podría hacerse mientras se prepara un café, o en el trayecto al trabajo escuchando un podcast, y un complemento tan sencillo podría transformar el cuidado de los ojos y la visión en todo el mundo».

Fuentes: UCL, Nature y ElConfidencial

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 145 invitados y ningún miembro en línea

Filtro de Categorías

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y tareas analíticas. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Ver política