Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 


Viendo la foto de arriba cualquiera pensaría que se tratan de una serie de mazas medievales. Tal vez del siglo XII o poco más. ¡Pues no! Estas mazas son "mazas de trincheras". Son reales y fueron utilizadas bien entrado el siglo XX. Exactamente ocurrió durante la I Guerra Mundial y ejércitos de todas las partes del mundo hicieron uso de ellas. Concretamente, las de la foto son Italianas.

Soldados Austriacos con sus "mazas de trinchera"

Es difícil imaginar lo que debía de ser la vida en las trincheras. Se vivía constantemente bajo fuego enemigo, rodeado de piojos, ratas, barro y eternamente empapado. En ocasiones, el agua les llegaba hasta la cintura donde tenían que permanecer larguísimas horas. (NOTA: Todos sufrían una dolorosa enfermedad llamada "pie de trinchera"). La guerra de trincheras demostró ser más cruel, sanguinaria e inútil de lo que habitualmente son las guerras. Los frentes de guerra que marcaban estas trincheras se estancaban durante meses y ningún bando era capaz de avanzar ni un metro a no ser a costa de un tremendo derroche de vidas.

Bombardeo sobre una trinchera Francesa.

Este nuevo sistema de guerra originó nuevas formas de pelea e irónicamente en la primera gran guerra moderna, se tuvo que volver a utilizar viejas armas desterradas de los campos de batalla hace muchos años. Se dieron cuenta que en los asaltos a las estrechas trincheras los fusiles, con sus bayonetas caladas, entorpecían más que ayudaban. Por esto se pasó a combatir con machetes y dagas, pero aun así no era suficiente.

Daga de trincheras.

Se necesitaba algo que noqueara al enemigo al primer golpe y con las dagas eso no siempre ocurría. Así que los soldados empezaron a hacer uso de garrotes y mazas. Al principio se las fabricaban ellos mismos. Eran algo toscas y rudimentarias pero, por su espeluznante aspecto, adivino que debían de ser efectivas.



En vista de la efectividad de esta "nueva" arma, la mayoría de los ejércitos empezaron a incluir "de serie" mazas entre su equipamiento.

Equipamiento para trincheras. Además de la maza, se ven unas granadas de percusión. Tenían que caer de cabeza para estallar.

Casi todos regimientos de todos los países las usaron y los modelos son innumerables.

Maza Británica.
Maza canadiense.
Alemana.

Estas mazas de trincheras no fueron el único "toque retro" de la I Guerra Mundial. Algunas divisiones hicieron uso de armaduras.

Eran de hierro, pesaban unos 11 kg. y simplemente se "colgaba" de los hombros por la parte delantera o por la espalda.


Lo usaron varios países y Alemania llegó a fabricar unas 500.000... que terminaron como chatarra. Resultaron ser demasiado pesadas e incomodas entre el barro de las trincheras y ante la potencia de fuego existente, sus beneficios dejaban mucho que desear.


También las tripulaciones de los tanques usaban unas protecciones especiales hechas con cota de malla. Sí... la cota de malla invento de los Celtas y que ha estado en los campos de batalla desde hace más de 3.000 años. (NOTA: Este será la última vez que la cota de malla se incluye en el equipamento de ningún ejército.).

Se usaban para protegerse de las esquirlas que saltaban cuando disparaban los cañones del tanque.


Los americanos hicieron también sus pinitos e idearon un casco basado en el diseño de un casco de gladiador.



Es sólo un prototipo, nunca llegó a usarse.

Visto en:

http://www.granguerra.crearforo.com/mazas-de-guerra-de-vuelta-a-la-edad-media-es262.html

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 459 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política