Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
[ TechCrunch, publicaba ] La semana pasada dos bloggers, Steven frischling y Chris Elliot, fueron visitados por agentes de la TSA y los amenazó con ir la cárcel si no revelaban su fuente de la Directiva sobre viajes de la TSA que cada uno de ellos había publicado poco después del intento de atentado terrorista en el día de Navidad. Frischling cedió de inmediato, y entregó su equipo. Elliot no lo hizo. Desde entonces, el Departamento de Seguridad Nacional ha reducido sus citaciones, pero aquí hay un problema mayor. La protección de las fuentes es una piedra angular de nuestra libertad de expresión.

Como bloggers, tenemos el deber de confidencialidad de nuestras fuentes. Y esto significa mantener la información confidencial, incluso cuando se ven amenazadas con la tiranía de algún gobierno. E incluso si las legislaciones y los tribunales no han decidido que como bloggers tengamos derechos reales que nos proteja de la tiranía.
Nunca volveré a ser sorprendido por un gobierno tiránico. En cierto sentido, es nuestro trabajo. Es nuestro trabajo como bloggers para enfrentarse a la tiranía, aun cuando nuestra libertad es amenazada. Los periodistas han ido a la cárcel antes que revelar sus fuentes. Si los bloggers desean tener el mismo nivel de respeto y protección contra el Gobierno por los tribunales, necesitan defender lo que es correcto.

Y Frischling, frente a la decisión de hacer lo correcto o ir a la cárcel, decidió mal. Entregó voluntariamente su ordenador portátil al Gobierno.

Fácil de Decir, Dificil de Hacer.

Podría argumentar que es fácil para mí, hacer declaraciones como esta, ya que este Blog tiene una temática sobre tecnología. El Departamento de Seguridad Nacional no tocará a mi puerta para exigir saber mi fuente de rumores más recientes sobre la próxima adquisición de Google. Pero si lo hicieran, me gustaría pensar que yo les mandaría a ir al infierno. Incluso si eso significaba que me sacaran de mi casa y me metieran en la cárcel.

Hemos recibido una serie de amenazas de demandas, a menos que revelaran nuestras fuentes en torno a varios temas delicados. Siempre hemos ignorados este tipo de amenazas o les aceptamos ir a los Tribunales. En ese caso, la otra parte se echó atrás.

Continúa (en Inglés) en: http://www.techcrunch.com/2010/01/02/the-tyranny-of-government-and-our-duty-of-confidentiality-as-bloggers/
Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 36 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política