Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Los investigadores no se ponen de acuerdo sobre los orígenes del hombre de Flores, el «hobbit» de un metro de altura que vivió hace 18.000 años en la isla indonesia del mismo nombre. Se han barajado varias posibilidades sobre los restos, desde que pertenecen a un pigmeo con microcefalia -su cerebro es especialmente diminuto- hasta que nos encontramos ante una especie separada de los seres humanos. Un nuevo estudio viene a sumarse a la polémica con la hipótesis más sorprendente: el homo floresiensis es una especie humana nunca antes identificada y no una versión genéticamente defectuosa de los humanos modernos. Los restos de estos especímenes fueron descubiertos en 2003 por científicos australianos e indonesios en la remota isla de Flores. El hallazgo abrió un gran debate: ¿Quiénes eran estos seres de poco más de un metro, unos 25 kilos de peso, sin barbilla y un pequeño cráneo? Científicos del Centro Médico Stony Brook de Nueva York han realizado un análisis estadístico de los restos óseos bien conservados de una hembra para determinar que se trata de una especie distinta. Las conclusiones aparecen publicadas en la revista de la Royal Statistical Society.

Continúa en el ABC.

Vía LinuxParty.
Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 68 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política