Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hace aproximadamente 66 millones de años, un asteroide impactó en la Tierra, específicamente en el golfo de México, causando la desaparición del 75% de la vida, incluyendo a los dinosaurios. Un estudio detallado de un cilindro de roca extraído del cráter de impacto en Chicxulub, en la península de Yucatán en México, ha permitido reconstruir minuto a minuto los eventos que ocurrieron después de este catastrófico evento.

La expedición realizada en 2016 perforó la zona del impacto en el borde exterior del cráter y extrajo un cilindro de roca de hasta 1.334 metros por debajo del lecho marino. El estudio de estas rocas por parte de un grupo de geólogos y científicos ha revelado información detallada sobre los eventos que tuvieron lugar después del impacto.

El asteroide que impactó en Chicxulub liberó una enorme cantidad de energía, equivalente a 10.000 millones de bombas como la de Hiroshima. Este evento volatilizó una gran cantidad de material y se estima que liberó 425 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2) y 325 gigatoneladas de sulfuros a la atmósfera. Además, generó un tsunami que llevó agua desde el Caribe hasta los grandes lagos del norte de Estados Unidos, a una distancia de aproximadamente 2.500 kilómetros del lugar del impacto.

El llenado rápido del cráter con sedimentos después del impacto ha sido de particular interés para los geólogos. Se estima que en tan solo 24 horas, el agujero fue cubierto por una capa de aproximadamente 130 metros de sedimentos, los cuales han sido estudiados detalladamente. Esta capa de sedimentos contiene la historia del primer día de vida en la Tierra después del impacto y marca la división entre dos eras geológicas: el Mesozoico y el Cenozoico. Además, se cree que fue en este momento cuando comenzó la extinción de los dinosaurios y el surgimiento de los mamíferos.

Según el estudio publicado en PNAS, los primeros minutos después del impacto se formaron aproximadamente 40-50 metros de roca fundida y fragmentaria, seguidos de una capa de suevita de unos 10 metros formada una hora más tarde. En las horas siguientes, se depositaron otros 80 metros de sedimentos más finos. Al final del día, el agua que retrocedió después del impacto arrastró una gran cantidad de material desde la región y áreas circundantes hasta el cráter.

Los sedimentos más recientes encontrados en la zona del impacto contienen una gran cantidad de material orgánico, incluyendo rastros de hongos y carbón vegetal. Esto probablemente se debió a incendios causados por el impacto y la caída de material incandescente en las selvas ubicadas a cientos de kilómetros de distancia.

El estudio también revela que después del impacto, el asteroide expulsó grandes cantidades de sulfuros a la atmósfera, lo que bloqueó la radiación solar y enfrió el planeta. Se estima que la temperatura media global descendió alrededor de 20 grados Celsius y se mant

uvo así durante aproximadamente 30 años. Este enfriamiento masivo, respaldado por la evidencia de la ausencia de materiales sulfurosos en los sedimentos del cráter, proporciona una conexión empírica entre el impacto del asteroide y la extinción masiva.

Los investigadores, liderados por Jaime Urrutia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacan la importancia de este estudio en cuanto a la resolución temporal que ofrece. Permite comprender con mayor detalle la secuencia de eventos que ocurrieron después del impacto del asteroide, un evento que ocurrió hace 66 millones de años y tuvo un impacto significativo en el destino del planeta.

En resumen, el estudio de los sedimentos del cráter de Chicxulub ha revelado información detallada sobre los eventos posteriores al impacto del asteroide. Esto incluye la rápida deposición de sedimentos en el cráter, la presencia de material orgánico y la conexión entre la expulsión de sulfuros y el enfriamiento global. Estos hallazgos contribuyen a nuestra comprensión de cómo el impacto del asteroide dio lugar a cambios significativos en la vida en la Tierra.

Más información: https://www.lpi.usra.edu/publications/newsletters/lpib/new/the-chicxulub-impact-crater-producing-a-cradle-of-life-in-the-midst-of-a-global-calamity/

Pin It

No estás registrado para postear comentarios


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 194 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías