Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

El ciudadano chileno José Manuel G.C. se comió las yemas de los diez dedos de las manos para dificultar su identificación cuando fue detenido por la Policía Nacional de Cantabria, ya que tiene reclamaciones judiciales por delitos en Burgos y Barcelona.

A José Manuel G.C., de 43 años de edad y en situación irregular en España, se le relaciona con 25 hurtos cometidos a ancianos, diez de los cuales están denunciados en Santander, 13 en Burgos y dos en Barcelona.

Se le relaciona con 25 hurtos cometidos a ancianos
La Brigada de la Policía Judicial de Cantabria venía investigando una serie de hurtos cometidos desde el pasado mes de febrero en Santander, cometidos sobre todo a mujeres mayores, cuando éstas acababan de sacar dinero de un barco.

Las investigaciones también apuntaban al sospechoso en los robos cometidos a ancianos, a los que abordaba en ascensores o portales para robarles.

El perfil del sospechoso era de un hombre de entre 40-50 años de edad, bien vestido, moreno y con entradas, actuando siempre en el centro de Santander, durante los días primeros o últimos de mes, cuando se cobran las pensiones.

El dispositivo policial dio fruto la mañana del pasado 27 de abril, cuando detectaron al sospechoso, al que ven que entra en un banco de Marqués de la Hermida, de donde sale a continuación.

Entonces, entró en un supermercado cercano, comenzando a vigilar a "las mujeres de más edad".

El sospechoso, una vez trasladado a la jefatura policial, se mordió los diez dedos, si bien se le identificó, comprobándose que era buscado por las Policías de Burgos y Barcelona.

Tiene catorce detenciones y una orden de expulsión
José Manuel G.C. tiene catorce detenciones (hurtos, robos, con violencia, resistencia y reclamaciones judiciales), con una orden de expulsión de España dictada por la Delegación del Gobierno en Barcelona en 2001.

Concretamente, en Santander robó un total de 9.500 euros a diez víctimas, todas mayores de edad, mediante el truco de que le sujetaran algo y aprovechar para robarle, si se trataba de un hombre, o de quitarle el dinero directamente en un supermercado, tras haber salido la víctima de un banco a por dinero, si era una mujer.

Tras delinquir en Barcelona y en Burgos, durante el pasado año, y empezar a estar 'quemado', a primeros de año se trasladó a Santander, para continuar su presumible ristra de hurtos.

La investigación policial continúa abierta para determinar la implicación el detenido en otros hechos delictivos, ya que se le considera un delincuente "de alta profesionalidad, especialista en hurtos".

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 62 invitados y ningún miembro en línea