Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ahora, un equipo científico ha descrito un tratamiento experimental con una combinación de bacteriófagos –un tipo de virus– y de antibióticos capaz de poner fin a una de estas infecciones.

Víctima del atentado en el aeropuerto de Bruselas

La paciente tratada fue una mujer de 30 años víctima del atentado de 2016 en el aeropuerto de Bruselas, con una infección por «Klebsiella pneumoniae» y relacionada con una fractura, para la que el tratamiento con antibióticos había fracasado durante casi dos años.

Infección en la herida quirúrgica

Un enfoque alternativo –terapia fágica– es el uso de bacteriófagos, un tipo de virus que infecta y mata a las bacterias. Llamados de manera abreviada «fagos», estos fueron descubiertos hace algo más de un siglo.

Tras una agresiva intervención multidisciplinar, que incluyó la reanimación, la imputación parcial del hueso ilíaco y la fijación externa de un fémur roto, la paciente fue estabilizada. Sin embargo, relatan los autores del trabajo, el día 4 evolucionó hacia un shock séptico debido una infección en la herida quirúrgica en el muslo izquierdo, a pesar del tratamiento antibiótico. Los autores seleccionaron entonces y adaptaron un bacteriófago para la eliminación óptima de la bacteria, específico para la cepa de K. pneumoniae en la paciente.

Combinación de bacteriófago y antibióticos

La combinación de bacteriófagos –un tipo de virus– y antibióticos fue lo que «mejoró notablemente» el estado de esta mujer, aseguran los investigadores responsables del estudio.

Tres años después del tratamiento combinado de fagos y antibióticos, la paciente había recuperado la movilidad, según los autores. Sin embargo, pese a que este estudio de caso demuestra el potencial de la terapia con bacteriófagos, es probable que sea necesaria una compleja personalización del tratamiento, lo que dificulta su aplicación a grupos de pacientes más amplios, advierten los autores.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 226 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y tareas analíticas. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Ver política