Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Para muchos, el siglo XX ha pasado por haber visto dos de las guerras más sanguinarias de la historia, así como crueles matanzas bajo regímenes autoritarios. Pocos pueden pensar en esos cien años sin tener en cuenta la relevancia de gente como Hitler o Stalin, o de la Segunda Guerra Mundial, cuyo número de víctimas se estima entre los 40 y 72 millones de personas.

Pero las grandes guerras y grandes matanzas no es algo exclusivo del siglo XX. Durante toda la historia han tenido lugar cruentas guerras cuyo número de víctimas se cuenta por millones. A la mente pueden venir esas guerras antiguas llevadas a cabo por el imperio romano en su afán expansionista, as invasiones bárbaras o las devastadoras conquistas de Gengis Khan y los mongoles. Pero más allá de estas populares guerras que tuvieron lugar o influyeron notablemente en Europa, hubo muchas grandes guerras que para occidente son completas desconocidas. Los ejemplos son múltiples, sobre todo en China, donde la guerra entre las dinastías Ming y Qing produjo 25 millones de víctimas en el siglo XVII, o la Rebelión de Taiping costó la vida a más de 20 millones de personas. Pero su una tuviera que ser la primera gran guerra, esa fue la Rebelión de An Lushan en el siglo VIII.

Las guerras en China fueron algo común desde la antigüedad. Las continuas disputas entre los distintos reinos y dinastías por la hegemonía causaron cruentos enfrentamientos. Para entender la magnitud de estas batallas hay que tener en cuenta que, pese a que la estimación mundial se estime de entre 200 y 250 millones de habitantes al comienzo de nuestra era, tan sólo en lo que se corresponde a la actual China vivían 60 millones de personas. La dinastía Tang llegó al poder por segunda vez en el año 705, después de a muerte de la emperatriz Wu Zetian. A lo largo del siglo VII, durante e primer periodo de la dinastía, China tuvo uno de sus momentos de mayor esplendor económico, pero el segundo periodo predominó la inestabilidad social y económica que llevaron al declive a la dinastía. La situación insostenible (continúa aquí).
Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 466 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política