Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los simios fósiles suelen estar en el centro del debate, ya que algunos científicos descartan su importancia en los orígenes del linaje humano los homínidos) y otros les confieren un papel estelar en la evolución.



Una nueva revisión, publicada en la revista 'Science', examina los principales descubrimientos sobre los orígenes de los homínidos desde los trabajos de Darwin y sostiene que los simios fósiles pueden informarnos sobre aspectos esenciales de la evolución de los simios y los humanos, incluida la naturaleza de nuestro último ancestro común.

Los humanos se separaron de los simios --en concreto, del linaje de los chimpancés-- en algún momento entre hace unos 9,3 millones y 6,5 millones de años, hacia el final de la época del Mioceno. Para entender los orígenes de los homínidos, los paleoantropólogos tratan de reconstruir las características físicas, el comportamiento y el entorno del último ancestro común de los humanos y los chimpancés.



Hay dos enfoques principales para resolver el problema de los orígenes humanos: "de arriba a abajo", que se basa en el análisis de los simios vivos, especialmente los chimpancés; y "de abajo a arriba", que da importancia al árbol más grande de los simios, en su mayoría extintos.

Los estudios "descendentes" ignoran a veces la realidad de que los simios vivos humanos, chimpancés, gorilas, orangutanes e hilobátidos) son sólo los supervivientes de un grupo mucho más amplio y ya extinto.

Sin embargo, muchos de estos fósiles muestran combinaciones de rasgos en mosaico que no se ajustan a las expectativas de los antiguos representantes de los linajes de simios y humanos modernos.



En general, los investigadores descubrieron que la mayoría de las historias sobre los orígenes humanos no son compatibles con los fósiles que tenemos en la actualidad. "Las especies de simios vivas son especies especializadas, reliquias de un grupo mucho mayor de simios ya extinguidos. Si tenemos en cuenta todas las pruebas --es decir, los simios y los homínidos vivos y fósiles--, está claro que una historia evolutiva humana basada en las pocas especies de simios actualmente vivas no tiene en cuenta gran parte del panorama general", afirma Ashley Hammond, coautora del estudio y conservadora adjunta de la División de Antropología del Museo Americano de Historia Natural.

Kelsey Pugh, becaria postdoctoral del Museo y coautora del estudio, añade que "los rasgos y combinaciones de rasgos únicos y a veces inesperados observados entre los simios fósiles, que a menudo difieren de los de los simios vivos, son necesarios para desentrañar qué rasgos heredaron los homínidos de nuestros antepasados simios y cuáles son exclusivos de nuestro linaje".

"Las dispares teorías actuales sobre la evolución de los simios y los humanos estarían mucho más fundamentadas si, junto con los primeros homínidos y los simios vivos, se incluyeran también en la ecuación los simios del Mioceno --afirma Almécija--. En otras palabras, los simios fósiles son esenciales para reconstruir el 'punto de partida' desde el que evolucionaron los humanos y los chimpancés".

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 219 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías