Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

https://cdn.pixabay.com/photo/2016/12/16/23/47/marbles-1912579_960_720.jpg

Este tipo de parapsicología acústica en un edificio es real y tiene un porqué. Y es que, en realidad, cuando creemos escuchar un repiqueteo de canicas en el piso de arriba no se trata precisamente del vecino. En realidad, es el sonido de las tuberías sometiéndose a un fenómeno de la física conocido como golpe de ariete o pulso de Zhukowski. Puede ocurrir en cualquier momento del día, aunque solemos escuchar más ese sonido de canicas por la noche, básicamente porque todo está en silencio.

En principio no entraña riesgos, aunque sí que es cierto que en algunas situaciones puede ser peligroso, ya que indicaría una situación susceptible de terminar con las tuberías reventando. Por eso, cuando el agua corre por las tuberías y se cierran de golpe un grifo o una válvula ocurre un curioso efecto. Esto da lugar a una especie de rebote, con el que el agua ocupa el vacío que se había generado detrás de ella, expandiendo el aire hacia los bordes de las tuberías. Como resultado, aumenta la presión y estas tiemblan, produciéndose ese repiqueteo similar al sonido de las canicas.

Todo el fenómeno de golpe de ariete va acompañado de un aumento brusco de presión que en determinadas circunstancias sí que puede ser peligroso. Por ejemplo, en periodos vacacionales, en los que hay menos personas viviendo en el edificio, hay más válvulas y grifos cerrados, de modo que es más difícil aliviar esa presión. Como resultado, tras el repiqueteo de las canicas las tuberías pueden llegar a estallar. Y no solo eso, también pueden romperse los grifos y válvulas instalados en el edificio.

El peligro aumenta en periodos vacacionales, en los que hay menos personas en los edificios canicas

Para lograrlo, se juega con el diámetro de las tuberías, hasta conseguir velocidades adecuadas. Por otro lado, se pueden usar válvulas de asiento, que detienen el flujo de agua en las tuberías más gradualmente que las convencionales. En definitiva, si oyes ese característico sonido de canicas, en realidad es el agua haciendo carambolas en las tuberías de tu edificio.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 146 invitados y ningún miembro en línea

Filtro de Categorías

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y tareas analíticas. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Ver política