Ajuca



Gracias por colaborar y  enviar un artículo.

De todos los campos que verás, los únicos obligatorios son: El TÍTULO, EL ARTÍCULO y la CATEGORÍA, el resto de los campos los puedes dejar en blanco, ya que o no son necesarios o se rellenarán automáticamente.


 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En los últimos años del siglo XVIII existía un frente abierto en Europa que enfrentaba principalmente a Francia y Gran Bretaña y por añadidura a sus intereses coloniales. En la disputa como es habitual y por propios intereses otros países tomaron parte con una u otra facción

En la guerra de los siete años (1756-1763) España se posicionó del lado francés, el lado perdedor. Francia el año de inicio de la contienda tomó Menorca arrebatándosela a los británicos que la tenían en posesión desde la Guerra de Sucesión Española de 1701 hasta 1713 (también se hizo con Gibraltar) situación ésta derivada del Tratado de Utrecht y donde España cedió a los británicos tanto la Isla como el Peñón. Al perder Francia la guerra quienes le prestaron su apoyo perdieron la posibilidad de ampliar sus posesiones o en el caso español, recuperar Menorca y Gibraltar.
La victoria en la Guerra de los Siete Años fue contraproducente para los ingleses. Francia en aquella guerra perdió la posesión de Canadá y con ella los Estados Unidos perdieron el temor a los franceses al dejar de tenerlos como vecinos. Esta situación aceleró el proceso de independencia de los Estados Unidos derivando en la Guerra de Independencia (1775-1783) en la que las trece colonias británicas de la costa atlántica de los Estados Unidos se enfrentaron a Gran Bretaña. Del lado independentista se situaron, entre otros, Francia y España. El 3 de septiembre de 1783 se firmó el Tratado de Versalles que condujo al final de la guerra y donde se reconocía la independencia de los Estados Unidos. España, que se encontraba en el bando ganador entre otras posesiones mantuvo la autoridad de Menorca que había conseguido durante la contienda de la Guerra de Independencia con la ayuda de Francia, al arrebatarle de nuevo a los británicos la isla el 5 de febrero de 1782. Por otra parte, Gran Bretaña seguía sin ceder respecto a Gibraltar, punto estratégico clave del Mediterráneo.

No acabó ahí el cambio de manos de Menorca. En 1798 Gran Bretaña recuperó de nuevo la Isla, arrebatándosela a los españoles durante el conflicto social y político de la Francia revolucionaria.

Firma de la Paz de Amiens

Firma de la Paz de Amiens

El 2 de marzo de 1802, tras multitud de disputas, altercados y contiendas, Gran Bretaña de un lado y Francia con sus aliados de otro (entre ellos España) establecen la Paz de Amiens con la intención de acabar con las rivalidades y alcanzar una paz estable.

Ese 2 de marzo de 1802 la isla de Menorca fue devuelta a España pero no así Gibraltar, quedando esta última exigencia española como imposible tras las constantes y férreas negativas británicas. La evolución histórica y el cambio de manos acabó con el Tratado de Amiens llegando hasta nuestros días.

Categorías: Historia

Fuente: Blog por Antonomasia.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 127 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política