Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
A caballo entre dos grandes imperios, romano e islámico, ocuparon la península durante tres siglos (414-711). No fueron, en contra de lo pensado, un pueblo especialmente cruento o violento si lo comparamos con sus antecesores o sucesores, bueno… les distinguía “su pasión por los regicidios” fácilmente comprensible por ser, la goda, una monarquía electiva y no hereditaria; por tanto, las luchas de poder entre las distintas facciones eran encarnizadas y solían terminar con algún rey muerto o, en el mejor de los casos, tonsurados – práctica que les impedía reinar -.

Como muestra, algunos ejemplos:

  • Ataúlfo, primer rey hispánico, fue asesinado por un esclavo llamado Dubius. Existen dudas sobre si fue inducido o pagado por una facción visigótica rival o por el emperador Honorio, hermano de Gala Placidia (secuestrada por Ataúlfo).
  • Sigerico, asesinado a los 7 días de su reinado por los seguidores de Walia, hermano de Ataúlfo.
  • Turismundo, estrangulado por sus hermanos Teodorico y Frederico.
  • Teodosio II, murió a manos de su hermano Eurico.
  • Amalarico, fue asesinado en una iglesia de Barcelona por los partidarios de Teudis.
  • Teudis, fue acuchillado por un loco pero todavía tuvo tiempo de salvarle la vida a su asesino – quizá tuvo remordimientos al recordar que el mismo había ordenado la muerte de Amalarico -.
  • Teudiselo, era asesinado tras emborracharlo en un banquete por la facción de Ágila.
  • Ágila, murió tras la guerra civil contra Atanagildo auxiliado por los bizantinos.
  • Liuva II, fue ejecutado por Witerico.
  • Witerico, envenenado en un banquete en Toledo.
  • Tulga, tuvo suerte y fue destronado sin derramamiento de sangre. Fue tonsurado tras narcotizarlo en un banquete.
  • Wamba, corrió la misma suerte que Tulga y se retiró a un monasterio.

Aunque seguramente habrá más casos escondidos tras “causas extrañas”, también hay reyes que fallecieron por causas naturales, e incluso a edad muy avanzada: Teodorico, Chindasvinto… Así que, ya sabemos de dónde viene esa larga lista de los reyes godos cuyo aprendizaje acarreó a muchos estudiantes – cuando se enseñaba en el colegio – quebraderos de cabeza.

Fuente: La aventura de los godos – Juan Antonio Cebrián

Vía: historiasdelahistoria.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 63 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política