Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El beso de la muerte es una extraña y a la vez impresionante escultura que viste la tumba de un joven hombre. Esta pieza se encuentra en el cementerio de Poblenou en la ciudad de Barcelona y es una de sus tumbas más icónicas. La estatua no solo impresiona por sus finos detalles tallados y la habilidad del escultor para dar textura, sino también por la forma delicada en que abraza a la muerte.

Aquí, la muerte se presenta bajo la forma de un esqueleto alado que sostiene suavemente a un moribundo y le da un beso en la mejilla.

Esta emotiva idea sigue una larga tradición de escultura clásica, aunque la escultura en sí es del siglo XX. La pieza fue creada en 1930 para la tumba del fabricante textil Josep Llaudet Soler, que lleva inscrito un verso del célebre poeta catalán Jacinto Verdaguer. El epitafio dice:

“Y su joven corazón no puede ayudar; en sus venas la sangre se detiene y se congela y el ánimo perdido abraza la fe. Cae sintiendo el beso de la muerte. Amén“.

Aunque se desconoce su fecha exacta de nacimiento, se cree que Soler murió a una edad temprana, lo que llevó a su familia a encargar la estatua. Seguramente habría reconfortado a la familia imaginar que Soler abrazó su muerte, en lugar de recibirla con miedo, y que falleció en paz. La emoción que despierta es una de las muchas razones por las que la escultura sigue atrayendo visitantes desde hace casi 100 años.

Pero incluso más allá del concepto, El beso de la muerte es celebrada por la forma magistral en que está esculpida. Se cree que fue creada por Jaume Barba, cuyo nombre está tallado en la base, aunque algunos atribuyen el diseño a Joan Fontbernat . Siguiendo la tradición de las esculturas de mármol sinuosas de Bernini y de La Virgen velada de Giovanni Strazza, la estatua es una muestra magistral de textura. Los duros huesos del esqueleto contrastan con el cuerpo tonificado del joven. Los dedos huesudos del esqueleto se hunden en la carne blanda del hombre de una manera que recuerda al espectador el círculo de la vida del cuerpo humano.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 259 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y tareas analíticas. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Ver política