Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los hombre se han hecho una pregunta toda la vida y no han encontrado respuesta. Y no, no hablamos ni del sentido de la vida, ni del ‘¿hacia dónde vamos?’ ni mucho menos del ‘¿dónde venimos?’. La cuestión es mucho más prosaica, pero no por ello deja de ser interesante: ¿Por qué los genitales masculinos son de un color diferente al del resto del cuerpo?

El nivel de estrógeno o de testosterona influye sobre la actividad de un tipo de células llamadas malanocitos, que regulan entre otras funciones, los niveles de melanina, el pigmento que hace que nuestra piel sea de un color o de otro. Así que un mayor nivel de estas hormonas en determinadas partes del cuerpo son las responsables del cambio de coloración.

La producción de hormonas, de malanocitos y de melanina se dispara con la pubertad, pero sin embargo el color oscuro de los genitales se acentúa cuando nos hacemos mayores. Las mujeres también se ven afectadas por ello. Como la doctora Bordone explica «Los pezones de las adolescentes suelen ser de un color más pálido, y se oscurecen con el paso de los años».

A pesar de que estos cambios en el color son absolutamente normales, ambos galenos advierten que un repentino oscurecimiento también puede ser causado por problemas de salud como la diabetes.