Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Investigadores norteamericanos se han topado por una capricho del destino y de casualidad con un mecanismo que hace que el cuerpo segregue células de grasa a través de la piel provocando una significativa pérdida de peso

El grupo de científicos de la Universidad de Pennsilvania estaban investigado una proteína inmunitaria en ratones con diabetes cuando se encontró por sorpresa con un efecto inesperado: los ratones tratados con esa proteína adelgazaron casi la mitad de su peso ¡¡en menos de un mes.!!

La proteína en cuestión es una citoquina que llama TSLP, "linfopoyetina estromal tímica". Estudios anteriores habían indicado que estas células pueden regular el metabolismo energético, pero la idea de los científicos estadounidenses era descubrir el rol de esta proteína en la activación de células inmunitarias contra la diabetes.

"Inicialmente, no pensamos que la TSLP tuviera ningún efecto sobre la obesidad en sí. Lo que queríamos averiguar era si podía influir en la resistencia a la insulina", afirma Taku Kambayashi, el investigador principal de este descubrimiento. "Pensamos que la citoquina podría corregir la diabetes de tipo 2 sin hacer que los ratones perdieran peso".

El tratamiento a base de TSLP funcionó se comprobó que el tratamiento había mejorado significativamente el nivel de glucosa en sangre y de insulina en ayunas. Pero además surgió un efecto totalmente inesperado, los ratones objeto de estudio bajaron de peso a pesar de seguir una dieta rica en grasas. Los investigadores no sabían por qué había sucedido esto y pensaban que el tratamiento había hecho enfermar a los ratones. Tras diversas pruebas descubrieron que los ratones tratados con TSLP comían en realidad entre un 20 y un 30 por ciento más y tenían un gasto energético, asas metabólicas básicas y niveles de actividad similares a los ratones del grupo de control.

Esto llevó a los investigadores a preguntarse si los ratones estarían ‘sudando’ grasa a través de piel y si el TSLP tenía algo que ver con ello. Para comprobarlo estudiaron la relación entre las TSLP y un grupo de 18 genes. Descubrieron que el TSLP está relacionado con la expresión de los genes de las glándulas sebáceas en la piel humana sana.

Estas secreciones sebaceas suelen estar reguladas por las hormonas y su actividad excesiva es la causante de que cuando somos adolescentes tengamos acné. Mientras tanto, los resultados de esta investigación se han publicado en la prestigiosa revista Science. «Esto podría dar lugar a nuevas intervenciones terapéuticas que reviertan la obesidad y los trastornos lipídicos».

Pin It

No estás registrado para postear comentarios


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 711 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías