Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Hace unos días, en un pueblo de la Sierra de Madrid, se produjo un caso de una mordedura de una serpiente. Una niña de siete años intentó atrapar un pequeño ofidio que le mordió en un dedo. El padre de la niña consiguió capturarla en una botella de plástico y se la llevó a la policía local. La cuestión fundamenta que se planteaba era si se trataba de una serpiente venenosa o no.


Culebra de escalera (Elaphe scalaris).
En España, afortunadamente, no tenemos una gran variedad de especies venenosas. De los ofidios existentes en la Península Ibérica, debemos distinguir entre los Colúbridos (6 géneros con 10 especies) y los Vipéridos (3 especies ausentes en las Islas Baleares y las Islas Canarias). Solo las víboras (familia Viperidae) son venenosas y, afortunadamente, nuestras tres especies no son muy peligrosas.


Las dos características más importantes (para distinguir una culebra de una víbora) son:
-la cabeza está recubierta de escamas grandes en las culebras y pequeñas en las víboras (ver dibujo).
-los ojos de las culebras son grandes y con pupilas redondas mientras que en las víboras, los ojos son más pequeños y con pupilas verticales (ver dibujo).



continuar leyendo aquí
Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 54 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política