Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Gráfico: David Vázquez Mata

Sus dimensiones son colosales. Si se instalara en plena Plaza Circular de Bilbao, el aerogenerador, con sus palas extendidas y montado sobre su base especial, superaría en altura al edificio del BBVA. El primer molino eólico de España preparado para generar energía en alta mar se anclará en breve a cuatro kilómetros de la costa de Armintza, en el marco de un proyecto de investigación en el que participan varias empresas punteras de Euskadi. Un plan que cuenta con el aval de la Unión Europea y en el que se han depositado muchas esperanzas. Durante dos años, se espera recabar datos y conocimientos suficientes para poder desplegar campos eólicos oceánicos capaces de generar cantidades ingentes de electricidad.

La iniciativa es tan novedosa como prometedora. Los expertos aseguran que el futuro de las renovables pasa por el mar, por las estructuras ‘off-shore’, que causan un impacto sobre el paisaje y el medio ambiente muy inferior a lo que sucede en tierra. Y ¿por qué se ha elegido el litoral vizcaíno para poner en marcha un programa de este calado?

Continúa aquí.