Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En 1805, Giovanni Aldini tomó el cuerpo de George Forster, un ajusticiado que había sido ahorcado. Tras varios experimentos con diferentes partes de su cuerpo, introdujo un cable en su ano y otro en su cuello. Los conectó a una pila galvánica. El cuerpo comenzó a retorcerse y sufrir espasmos. Este macabro experimento se hizo famoso y generó la impresión entre el público de la época de que la electricidad podría algún día resucitar a los muertos.

Se da la circunstancia de que Aldini era sobrino de Luigi Galvani, que por cierto falleció en 1798 en la indigencia. Galvani se obsesionó por encontrar la relación entre la electricidad y los seres vivos. Realizó múltiples experimentos con animales y personas muertas hasta llegar a ciertas conclusiones pioneras sobre el papel de la electricidad en el movimiento de los músculos y cómo las órdenes de los movimientos voluntarios procedían del cerebro.

Continúa aquí.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 101 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política