Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Seamos sinceros: los abdominales no son precisamente el ejercicio más divertido. Y tampoco son, en todos los casos, los más efectivos a la hora de conseguir un abdomen plano y sin rastro de grasa. Si estás aburrida de tu rutina de ejercicios, te proponemos varias opciones con un toque diferente para variar y hacer más entretenido tu entrenamiento al tiempo que tonificas tu abdomen.

Pasa la bola: tumbada en el suelo boca arriba, extiende los brazos y sujeta un fitball. Al tomar aire, junta los brazos y las piernas y pasa el balón de las manos a los pies. Al expirar, separa los brazos y las piernas hasta que toques con cada uno el suelo. En el siguiente movimiento, cuando expires, pasa de nuevo el balón a las manos. Repite de 10 a 20 veces.

Tabla apoyada en los codos: es un ejercicio fantástico para los abdominales, y si te apoyas en los codos es aún más efectivo. Túmbate boca abajo en el suelo, apoyando brazos y rodillas. Manteniendo la espalda siempre recta, dobla los brazos y los pies y elévate hasta que todo tu peso se apoye tan solo en tus codos y en la punta de tus pies. Aguanta treinta segundos y relaja. Repite el ejercicio cinco veces, y según vayas notando que te cuesta menos, incrementa el tiempo: de treinta segundos hasta un minuto.

Mantener el equilibrio es una buena forma de ejercitar los músculos del tronco. Prueba a hacerlo con la postura de yoga del guerrero. De pie con los pies juntos, inspira al tiempo que extiendes los brazos hacia los lados. Al expulsar el aire, dobla el tronco hasta formar un ángulo recto mientras mantienes la espalda perfectamente recta y extiendes una pierna hacia detrás. Mantén la postura mientras haces cinco respiraciones, y repite con la otra pierna.

Tijeras: tumbada boca arriba en el suelo, con los brazos extendidos y las palmas presionando sobre el suelo, levanta ambas piernas cuidando de mantener siempre la espalda recta para que no sufran las lumbares, y empieza a hacer un movimiento de tijera lento: una pierna sube, la otra baja, sin tocar nunca el suelo. Notarás cómo trabajan los abdominales.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 149 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política