Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un equipo de investigación de la Johannes Gutenberg-Universität Mainz (JGU) -Alemania- y la Universität Freiburg -Suiza-, liderado por la neurobióloga Claire Jacob, ha encontrado hallazgos revolucionarios de cara a la remielinización en Esclerosis Múltiple.

Los científicos han identificado un mecanismo importante que puede ser utilizado para controlar la regeneración de las vainas de mielina que siguen a una lesión traumática o enfermedad neurodegenerativa.

Con los insights obtenidos, los investigadores fueron capaces de regenerar las vainas de mielina dañadas en ratones al tratarlas con la sustancia activa teofilina, restaurando así la función de sus células nerviosas.

Las personas con EM tienen episodios sucesivos de desmielinización, traduciéndose en una pérdida progresiva de la función de su sistema nervioso. Después de un accidente, “la regeneración del Sistema Nervioso Periférico es bastante eficiente, aunque puede ser mejorada”, señaló la Profesora Claire Jacob, remarcando que incluso las personas jóvenes no experimentan una completa regeneración.

Esto significa que los daños en el SNC acaban en parálisis permanente, como en el caso de la Esclerosis Múltiple, cuando la pérdida de mielina conduce a la degeneración del axón.

En este proyecto, publicado este verano en Nature Communications, los científicos investigaron cómo ocurre la remielinización tanto en el sistema periférico como en el central en ratones.

Los neurocientíficos identificaron una proteína llamada eEF1A1 como un factor clave en el proceso y encontraron que la eEF1A1 activada por acetilación impide el proceso de remielinización, pero si la eEF1A1 se desactivaba por deacetilación, las vainas de mielina podrían ser reconstruidas.

“Una vez entendimos este proceso, decidimos intentar controlarlo acelerando la actividad de HDAC2 y su síntesis en las células”, señaló la responsable del proyecto científico.

Esto se consiguió utilizando la sustancia activa teofilina, que también está presente en las hojas de té y que ha sido desde hace tiempo en el tratamiento del asma. En un modelo de ratón, el uso de teofilina por un período de cuatro días se tradujo en una recuperación significativa. Una dosis baja del principio activo fue suficiente para desencadenar las mejoras (una ventaja respecto a los efectos secundarios conocidos de la teofilina, que ocurren en dosis más altas).

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

!-- -->


Siguenos:


 
 

 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 83 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política