Ajuca

AJUCA necesita la publicidad para costear hosting y el dominio. Por favor considera deshabilitar tu AdBlock en nuestro sitio. También puedes hacernos una donación entrando en linuxparty.es, en la columna de la derecha.
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Si ya lo has probado una vez, déjalo ahí, te has echado unas risas... Pero si esa costumbre que "crees controlar" se vuelve en eso... en costumbre... es donde pueden empezar los graves problemas de salud.

Cannabis = Esquizofrenia.

Es cierto que hay algunos aspectos saludables del cannabis, y así lo hemos recogido en nuestros artículos y en Ajuca [ 2 ], pero puestos en una balanza, tal vez su consumo diario no sea nada bueno.

A causa del estrés y el aburrimiento provocados durante los encierros o confinamientos por la COVID-19 en el mundo, muchos ciudadanos se inclinaron por fumar marihuana y un nuevo estudio publicado en la revista Canadian Medical Association Journal, muestra que los consumidores jóvenes de cannabis tienen el doble de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco.

Así, el infarto de miocardio, comúnmente conocido como ataque cardíaco, era más prevalente en adultos estadounidenses menores de 45 años que fumaban, vaporizaban o consumían, cannabis introducido en alimentos, en comparación con los no consumidores. Casi uno de cada cinco de estos adultos jóvenes informó haber consumido cannabis, y este grupo tenía el doble de probabilidades de haber sufrido un ataque cardíaco. En general, el 1,3% de los consumidores de cannabis habían padecido un ataque al corazón, en comparación con el 0,8% de los no consumidores.

Los ataques cardíacos fueron más comunes en aquellas personas que consumían cannabis al menos una vez a la semana, y el riesgo fue el mismo independientemente de si se consumía a través del cigarrillo, cigarrillos electrónicos o comestibles. El estudio encontró que los fumadores habituales de cannabis también tenían una función cardíaca deteriorada, con pruebas que mostraban que sus fibras musculares se deformaban cada vez que sus corazones se contraían.

«Con la reciente legalización y despenalización, el consumo de cannabis está aumentando entre los adultos jóvenes en América del Norte y no conocemos completamente sus efectos sobre la salud cardiovascular», comenta Ladha. «Encontramos una asociación entre el consumo reciente de cannabis y el infarto de miocardio, que persistió en una serie de análisis de sensibilidad sólidos».

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 143 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y tareas analíticas. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Ver política