Ajuca


Le invitamos a unirse a nuestra comunidad, puede ser parte de nuestro equipo enviando un artículo.

 

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Seguramente los nombres Thomas Stafford, Eugene Cernan y John Young no te dicen nada, a no ser que seas un fanático de la exploración espacial. Bien, ellos eran los tripulantes de la misión Apolo 10, la considerada "ensayo general" de la que pondría a Armstrong y cía. en la luna.

De hecho, la Apolo 10 se lanzó el 18 de mayo de 1969 (apenas dos meses antes que la Apolo 11) y la tecnología estaba en teoría lista como para lanzarse al abordaje de la luna. Tanto es así que los mandatarios de la NASA decidieron no poner el combustible necesario en los tanques para alunizar, de este modo se cubrían las espaldas y evitaban que los astronautas intentaran por su cuenta la histórica hazaña.

Sin embargo las 500 páginas de las transcripciones de aquella misión, que la NASA acaba de hacer públicas, cuentan otra historia bien diferente. La nave no estaba lo bastante preparada como para intentar ir a la luna y regresar, al menos no su retrete.

Continúa en Yahoo!

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


Siguenos:


 
 

Ads Patrocinio Ajuca

Patrocine Ajuca: contrate por sólo 20€


Suscriberse a Newsletter

Suscribete a nuestras Newsletter y periódicamente recibirás un resumen de las noticias publicadas.

Buscar

¿Quien está online?

Hay 156 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de Acceso

Filtro de Categorías

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política